PIPA DE ARCILLA (CLAY)

Nadie sabe quién hizo la primera pipa de arcilla para fumar tabaco, pero la idea fue probablemente adoptada de los indios norteamericanos a mediados del siglo XVI. Existe una pequeña duda sobre si la artesanía de la pipa de arcilla empezó en Inglaterra poco tiempo después de la introducción del tabaco (cerca de 1558) para satisfacer una gran demanda, incluyendo mujeres y niños.

A lo largo del tiempo el estilo de esta pipa fue variando, en el tamaño de las cazoleta y el largo del caño. El tamaño de la cazoleta y su capacidad sufrieron la influencia del costo y la disponibilidad del tabaco según la época.
La más temprana descripción de una pipa de arcilla fue realizada en 1573 por William Harrison en su libro Great Chronologie, en el que la describe como "un instrumento con la forma de un cucharón". Este parecido con un cucharón fue probablemente derivado de la pipa indígena usada para propósitos medicinales y religiosos.
Para 1580 la cazoleta fue modificada para mejorar el recipiente del tabaco adoptando una ingeniosa forma de barril inclinado hacia adelante.
La base de la cazoleta fue achatada (permite apoyarla sobre una mesa) y el caño recto comenzó a medir entre 10 y 15 centímetros. Estas pipas del comienzo fueron muy pequeñas y un poco toscas. El interior del diámetro del hornillo medía 6 mlm y el espesor del mismo 3 mlm. Diferentes nombres fueron dados a estas pipas de acuerdo al lugar donde fueron utilizadas:
fairy, elfin, cronwellian e incluso roman pipes.
Cerca de 1640 el diámetro interior del hornillo se incrementó a 9 mlm pero no se conoce si también sufrió modificaciones el caño. Posteriormente a esta fecha las cazoletas crecieron

en su tamaño y los caños comenzaron a medir entre 25 y 35 centímetros y a excepción del desarrollo de un corto redondeado espolón dispuesto en la base de la cazoleta, solo hubieron algunas menores variaciones del estilo en diferentes lugares de Inglaterra; la forma básica siguió siendo la misma por los próximos sesenta años. El motivo del espolón es desconocido, algunos creen que era una forma de proteger superficies pulidas cuando se apoyaba la pipa caliente sobre las mismas.
Hacia la finalización del siglo el diámetro interior del hornillo fue de 13 mlm y el espesor de 3 mlm. La mayoría de los caños eran rectos, con la excepción de algunos curvados hacia arriba o hacia abajo, probablemente por causa de la cocción y no del diseño; las cazoletas perdieron su aspecto bulboso en favor de un aspecto más alargado. Durante la primera mitad del siglo alguna decoración fue utilizada en Inglaterra, pero mucho más en Holanda. Los diseños fueron realizados a mano algunos, otros estampados y también moldeados en relieve.
A poco del comienzo del siglo XVIII tuvieron lugar algunos importantes cambios en la calidad. Las pipas comenzaron a fabricarse de dimensiones más precisas, más lisas y con mayor grado de fragilidad. Las paredes del hornillo eran más delgadas y el caño más esbelto. Todo esto sugiere un mejoramiento de la destreza de los artesanos incluyendo las técnicas de cocción y el arte de las molduras. Algunas se seguían fabricando con el espolón achatado en la base del hornillo y otras comenzaron a hacerse sin el mismo; estas ultimas fueron muy populares en Norte América entre los años 1720 y 1820, se cree que fueron exportadas por artesanos de Bristol.
Hacia la mitad del siglo XVIII las pipas extra-largas se pusieron de moda entre las personas de mayores ingresos. Fueron llamadas
alderman, pero más tarde fueron conocidas como straws, los caños alcanzaron desde los 45 a los 60 centímetros.
El promedio del espesor de los hornillos era de 2,4 mlm.
Cerca de 1750 algunas pipas comenzaron a utilizar emblemas masónicos en la cazoleta, como también diseños representando bares y también regimientos militares, las pipas decoradas fueron escasas en este período.
Alderman, straws y algunas pipas cortas mantuvieron su apogeo hasta bien entrado el siglo XIX.
Después de 1850 la muy larga
yard of clay fue introducida. Como el nombre lo sugiere llegaron a mediar hasta 90 cm de largo. No parece que hayan sido de un uso muy práctico. A fines de este siglo estas largas pipas se popularizaron como churchwarden, sin embargo versiones menos de menos longitud llamadas short chuchwarden (cortas) también fueron utilizadas. Se ha mencionado que el nombre churchwarden es una creación de Charles Dickens. No existe prueba de ello, pero quizás El, fue uno de los responsables de perpetuar el nombre.
En la segunda mitad del siglo las pipas decoradas aumentaron mucho su presencia, los hombres de negocio de la época victoriana rápidamente las adoptaron. Las pipas comenzaron a ilustrar acontecimientos de la época, inscripciones a manera de slogan, nombre de bares, regimientos, actividades deportivas, navegación deportiva, animales, frutas, pesca, insignias, etc
Normalmente eran comercializadas dentro de una categoría llamada
fancy pipes.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Hacia 1914 la fabricación de pipas de arcilla como industria tuvo su comienzo del fin, quedando solamente algunos pocos fabricantes bien establecidos para abastecer a una pequeña pero contínua demanda.
Siempre se mantiene la demanda de pipas de arcilla de aquellos que han disfrutadas de las frescas fumadas de las mismas, por la masonería y por otras asociaciones para sus fumadas de sobremesa.
Durante 1960 hubo un marcado resurgimiento de su uso, con la formación del Pipe Club of Great Britain, algunas ramas del club fueron establecidas en muchos lugares de Gran Bretaña y similares clubes se formaron en Francia y Australia. Se realizaron encuentros clubistas y torneos de fumada lenta utilizando pipas iguales de 22,5 centímetros cargadas con la misma cantidad de tabaco para todos los participantes.
Como los torneos fueron realizados a nivel nacional, esto ocasionó una buena demanda de la tradicional pipa de arcilla.
El club se disolvió en 1978.
Hasta aquí el texto es una traducción del libro de Eric G. Ayto: Clay Tobacco Pipes (fuente:books.google.com)
. El mismo contiene imágenes muy ilustrativas.

___________________________________________________________________________________________________________

La producción de pipas de arcilla en Inglaterra se desarrolló cerca del año 1600 siguiendo el modelo "virginiano" de un pequeño hornillo con una boquilla en ángulo obtuso; la primera firma inglesa fabricante fue establecida en 1598; por el año 1603 John Sturkey de Wapping, Londres comenzó a marcar sus pipas con sus iniciales: JS.
(The Linnean Tercentenary de Brian G. Gardiner)

___________________________________________________________________________________________________________

En 1585, fue Sir Richard Grenville el primer inglés que vio pipas de arcilla entre los nativos de Virginia, quien parece ser el fabricante de la primera de arcilla en Europa.
(Chronology and Statics of Tobacco por Joel Munsell [1841])
___________________________________________________________________________________________________________

1 - 1630

2 - 1632

3 - 1640

4 - 1641 

1 - 1650

2 - 1666

3 - 1668

4 - 1668

5 - 1669


Imágenes: The Reliquary-Quartely Journal and Review, editado por Llewellynn Jewitt, F.S.A 1862-63

______________________________________________________________________________________________

 

 Imágen: claypipe.blogspot.com


Fabricación de pipas de arcilla para tabaco.
La arcilla de la cual se fabrican se obtiene en Devonshire, en terrones grandes, que se purifican disolviéndolos en agua en grandes pozos, donde la solución es bien agitada, por lo que las piedras y la materia gruesa se depositan; la solución arcillosa  luego se vierte en otra, donde se sumerge y deposita la arcilla. El agua, cuando está clara, se retira y la arcilla en el fondo se deja secar suficientemente para su uso. Así preparada, la arcilla  se extiende sobre una tabla  y se bate con una barra de hierro para templarla y mezclarla; luego se divide en pedazos de los tamaños apropiados para formar una pipa de tabaco; cada una de esas piezas se amasa a mano en un largo arrollado, con un bulbo en un extremo para formar la cazoleta; en este estado se colocan en montones durante uno o dos días, hasta que se secan lo suficiente para el prensado, que es el siguiente proceso  y se realiza de la siguiente manera: el rollo de arcilla se coloca entre dos moldes de hierro, cada uno de los cuales está impreso con la forma de la mitad de la pipa; antes de que estos sean traídos se obtiene un pedazo de un alambre del diámetro del pasaje del humo y se inserta en el centro entre ellos; entonces son forzados en una prensa de tornillo sobre una plataforma. A continuación se presiona una palanca, mediante la cual una herramienta entra en el bulbo del extremo y lo comprime en forma de cazoleta; luego el alambre se empuja hacia atrás y hacia adelante para llevar el orificio del pasaje del humo perfectamente hasta la cazoleta.
La prensa se abre ahora girando hacia atrás el tornillo y se retira el molde. A continuación, se introduce un cuchillo en una hendidura del molde que queda a tal fin, para cortar el extremo de las cazoletas liso y plano; el alambre es cuidadosamente estirado, y la pipa se saca del molde. Las pipas, una vez terminadas, se colocan dos o tres días, debidamente dispuestas, para que el aire tenga acceso a todas sus partes, hasta que se pongan rígidas, cuando se las mejora con un raspador para quitar las impresiones de las juntas de los moldes; luego se alisan y pulen con un trozo de madera dura.
El siguiente proceso es el de hornear o quemar; y esto se realiza en un horno de construcción peculiar. Está construido con un cilindro de ladrillo, con una cúpula en la parte superior y una chimenea que se eleva desde allí hasta una altura considerable, para acrecentar el tiro. En su interior hay un revestimiento de ladrillo refractario, con una chimenea en el fondo. El recipiente que contiene las pipas está formado por trozos de pipas rotas, cementadas con arcilla fresca y endurecidos por la quema; tiene una serie de conductos verticales a su alrededor, que conducen la llama desde la chimenea hasta la cúpula y a través de un agujero en la cúpula hasta la chimenea. Dentro del recipiente se hacen varios anillos salientes y sobre ellos se apoyan las cazoletas de las pipas, cuyos extremos descansan sobre piezas circulares de cerámica, que se apoyan sobre pequeños pilares sueltos que se elevan en el centro. Por esta disposición un recipiente pequeño o crisol puede ser hecho para contener cincuenta gruesas de pipas sin el riesgo de dañar cualquiera de ellas. Las pipas se introducen en el recipiente por un lado, cuando el crisol está abierto; pero cuando se llena, este orificio se compone de pipas rotas y arcilla fresca. Al principio el fuego es más suave, pero se incrementa en grados a la temperatura adecuada, y así se continúa durante siete u ocho horas, cuando se humedece y se deja enfriar gradualmente; cuando está frío, se sacan las pipas listas para la venta.

Traducido de Scientific American (13/III/1869).
Fuente: https://babel.hathitrust.org


Fuentes: Clay Tobacco Pipes (Libro de Eric G. Ayto)(google.books.com)
Imágenes: The Reliquary-Quartely Journal and Review, editado por Llewellynn Jewitt, F.S.A 1862-63 (books.google.com)
http://claypipe.blogspot.com

Scientific American (13/III/1869).