PIPA ESPUMA DE MAR

La espuma de mar o meerschaum (en idioma alemán) es un mineral blando que actualmente se extrae de minas en Turquía principalmente , a veces desde una profundidad de más de ochenta metros, científicamente llamado sepiolita y apodada popularmente "La Venus del Mar","La Reina de las Pipas" y "La Diosa blanca", se puede definir como silicato natural hidratado de magnesio y tiene un orígen orgánico, la sedimentación y fusión calcárea de fósiles marinos.
La espuma de mar es liviana, resistente al fuego, no tiene olor; debido a su gran porosidad absorbe muy bien los jugos de la combustión del tabaco, y luego de las primeras fumadas cuando se carboniza el hornillo proporciona un sabor muy apreciado por todos los pipafumadores.

Una leyenda dice que un zapatero de Budapest (Hungría) llamado Karol Kovács fabricó la primera pipa de espuma de mar en 1723 a pedido del Conde Andrassy, quién había traído de Turquía dos trozos del mineral, Kovács fabricó dos pipas, entregó una al conde y guardó la otra que se encuentra en la actualidad en el Museo Nacional de Budapest.

__________________________________________________________


La espuma de mar no tiene nada que ver con el mar, es de un color suave, terroso debido a su bajo grado de dureza ... amarillento, raramente gris, en forma de nódulos porosos principalmente en Anatolia (Eskishehr), también en Bosnia, ... un conde llamado Andrassy trajo en 1820 como una curiosidad un pedazo de espuma de mar desde Turquía...
Fuente: Im blauen Dunst: eine Kulturgeschichte des Rauchens (En la cortina de humo: una historia de la cultura de fumar) de Georg Böse (1957) (books.google.com).


Un miembro de la antigua dinastía húngara Andrassy había traído de Turquía en 1810 una pieza de espuma del mar en la forma de papa...
Fuente: libro Vom Rauch der Jahrhunderte (Desde los siglos de humo) de Klaus-Dieter Billerbeck (books.google.com).

__________________________________________________________

Eski Scheir, en la Turquía asiática, tiene una única demanda de interés público, y si uno es fumador esta demanda es irresistible. Es el hogar de la espuma de mar. Que en abundancia sólo se encuentra en la llanura de Eski Scheir, esta ciudad produce toda la espuma de mar comercializable en el mundo.
La espuma de mar, como su nombre lo indica, se supone que es la espuma del mar petrificado, se ha descubierto que flota en el Mar Negro. Aparte de las minas Eski Scheir, se encuentra en Grecia, Samos, España, Moravia, Utah, Pennsylvania, y conjuntamente con la serpentina, en Noruega y Carolina del Sur. Se dice que antiguamente lo han utilizado para piedra decorativa en los edificios, y esto parece haber sido confirmado por las recientes excavaciones en Corfú. Es suave y blanquecina, se vuelve maleable como la arcilla cuando es empapada en agua.
Solía ser considerada una mera curiosidad por los turcos, que no tenía otro uso que como un sustituto de jabón de lavar. La historia va hacia que el embajador de Turquía en la Corte de Austria, en el siglo XVIII, era natural de Eski Scheir. Queriendo ayudar a su ciudad en un momento de gran pobreza, llevó una muestra de este material extraño a Viena, pensando que los "Franks", como a todos los extranjeros se les llamaba entonces, podrían encontrarle alguna utilidad. Los alemanes inmediatamente pensaron en su utilidad para cazoletas de pipas, y para nada más. Pasado más de un siglo este criterio se ha confirmado, para quienes todavía no han descubierto otro uso para la espuma de mar. Para fabricar pipas es la materia prima ideal. He aquí hay una piedra que se moldea fácilmente cuando está mojada, y que cuando se seca se vuelve dura y resistente al fuego.
(Eski Scheir: Eskishehir, ciudad ubicada junto al río Porsuk, en el noroeste de Turquía).
Fuente: The Western Champion and General Advertiser for the Central-Western Districts (Australia) Saturday 27 September 1913.

__________________________________________________________

Cómo colorear espuma de mar.
Una leyenda de su descubrimiento.
Entre las diversas leyendas relacionadas con el origen de la espuma de mar pura, la siguiente narración servirá como una historia interesante y útil para muchos de los que están relacionados de alguna manera con la industria de la espuma de mar. Para los distribuidores minoristas de pipas de espuma, es un activo esencial estar completamente familiarizado con el material en su estado natural, así como cuando se fabrica y se coloca en sus manos listas para la venta. La leyenda dice lo siguiente: muchos años antes de que se descubriera que la espuma de mar era útil en la fabricación de pipas, un viajante de comercio que visitaba Turquía conoció lo que parecía ser una piedra blanca, que los nativos usaban para adornos y pequeños utensilios para la cocina, como tazas y platillos, debido a su indestructibilidad por calor o fuego y al estar interesado en la recolección de minerales, trajo varias pequeñas piezas como recuerdos a su hogar natal, Alemania.

Allí, visitando al zapatero de la familia, le regaló uno de estos pequeños trozos de piedra blanca como recuerdo. El zapatero ingenioso y por supuesto un hombre práctico, que no tiene en cuenta los meros ornamentos, decidió hacer algún uso de su pequeño recuerdo. Decidió que su mayor necesidad era una pipa y por lo tanto, se puso a trabajar para convertir esta pieza de mineral en una, después de un esfuerzo considerable con herramientas impracticables para la espuma de mar, como el martillo y el punzón, finalmente logró efectuar dos agujeros, uno para el tabaco y el otro para la caña. Sorprendido por su gran éxito y encantado con las maravillosas cualidades de fumar de su nueva pipa, continuó con su vocación habitual, aunque con más satisfacción que antes. Como usted bien sabe, los zapateros usan cera en su trabajo y nuestro zapatero, cuyas manos estuvieron siempre cubiertas con esta sustancia, poco sabía que esto sería la causa de un invento que encantaría a miles de fumadores en los próximos años. Tal como sucedió, a partir del manejo constante de la pipa con las manos cerosas, ésta desarrolló un hermoso color marrón castaño, que se hizo cada vez más intenso a causa de fumarla. Varios años más tarde, el zapatero fue nuevamente visitado por su amigo, el viajante de comercio, quien inmediatamente reconoció el recuerdo por su forma, pero se sorprendió enormemente por el cambio de color, después de preguntarle aún quedó más desconcertado debido a que el zapatero no podía dar alguna razón obvia para el cambio de color.

Sin embargo, para satisfacer su curiosidad, consultó a un químico que se puso a trabajar para resolver el problema, el cual, después de varios experimentos, lo resolvió con buenos resultados. Desde este descubrimiento, la espuma de mar ha estado en constante demanda y los fabricantes la han desarrollado desde la pipa del zapatero hasta obras maestras de arte. Admitiendo la muy probable suposición de que cada comprador de una pipa o una boquilla para cigarro de espuma de mar desea que se produzca su fino color, puede ser bueno saber que, si el artículo es de una naturaleza genuina y se toma una precaución adecuada, se puede colorear fácilmente. La dificultad entre los fumadores es que sobrecalientan la pipa al fumar demasiado rápido. Las consecuencias son que la aplicación demasiado repentina de calor impulsa la cera de la cazoleta, que se evapora parcialmente y la pipa no se colorea de manera uniforme. Sin embargo, el remedio se obtiene cuando la pipa se fuma lentamente y antes de rellenar, se enfría un poco, permitiendo que el aceite del tabaco salga a la superficie.

Siguiendo las instrucciones anteriores, en todos los casos coloreará la mitad de la cazoleta de manera uniforme. Esto no satisface a la mayoría de los fumadores. Se esfuerzan por colorearla hacia arriba; por lo tanto, para satisfacer sus deseos, se coloca un monitor encima de la cazoleta y el tabaco dentro. Se coloca una pequeña esponja debajo del corcho para no humedecer el recipiente inferior. Cuando se realiza esto, se alcanza un color castaño en toda la pipa cuando se fuma durante un tiempo razonable. Nunca manipule la pipa mientras fuma, ni aplique una gamuza o una cubierta de cualquier clase, ya que absorbe la cera y evita que la pipa se coloree. Evite fumar la pipa en una temperatura fría, o colocarla en una superficie fría, ya que con el cambio es muy probable que se rompa. La espuma de mar consta de las siguientes partes: 40.25 magnesia, 45 grava, 10.15 de ácido carbónico y agua y 4.60 de arcilla porosa muy fina. Fuente: United States Tobacco Journal (9/III/1907)

_______________________________________________

¿Qué es espuma de mar?
La espuma de mar no es espuma del mar, como muchos suponen, sino un silicato de magnesia. La materia prima proviene de Asia Menor, donde el gobierno turco obtiene una gran cantidad de ingresos.
Se extrae de la misma forma que el carbón. Cerca de Eski-Shehir, una importante estación en el ferrocarril de Anatolia, donde se encuentran ricos yacimientos, se excavan pozos de veinticinco a ciento veinte pies de profundidad; tan pronto como se golpea la vena, se forman galerías horizontales, a veces de una longitud considerable.
La piedra que se extrae se llama ham tash (bloque en bruto) y es lo suficientemente suave como para cortarla fácilmente con un cuchillo.
Es blanco y está cubierto por un suelo rojo y arcilloso. La manipulación requerida antes de que esté lista para la exportación es larga y costosa.
Algunos se encuentran en España, pero no es adecuado, ya que están demasiado llenos de fallas.
La mejor calidad se llama "Spiegel meerschaum" (espejo de espuma de mar), debido a su hermoso brillo cuando se colorea.
La primera pieza de espuma de mar fue llevada a Hungría por un noble alrededor del año 1800, quien se la entregó a un zapatero de su propiedad (que era algo así como un genio) para que la esculpiera en un cuenco de pipa. Mientras reparaba los zapatos, de ese modo usaba cera, algo de eso quedó en el recipiente, lo que causó que la pipa se coloreara cuando se fumaba.
El humo que sale de la espuma de mar, que es poroso, se asienta en la superficie, que tiene una sustancia grasa: la cera.
Cuando la pipa se sobrecalienta, se evapora la cera y luego se pierde el proceso químico.
Budapest, la capital de Hungría, se convirtió en el centro del comercio de espuma de mar, desde donde se irradiaba a Viena y otras partes de Europa.
Los primeras pipas de espuma de mar con caños cortos (donde se une el ámbar) fueron hechas por un Sr. Saltiel, un joven tallador de pipas de Viena y se exhibieron en Londres en la Exposición Universal de 1855. Las clases ricas de todo el mundo, a través de esto, lo abrumaron con tantas órdenes que de repente se encontró rico y se volvió loco.
La primera pipa de espuma de mar hecha en los Estados Unidos fue tallada por Charles Pollak, en la ciudad de Nueva York, en 1860, de un bloque que trajo desde Turquía el Reverendo Dr. Tyng, de Brooklyn, Nueva York.
Había aprendido su oficio de su suegro en Old Buda.
Él importó la materia prima en bloques el mismo año para fabricarla en pipas para el comercio, introduciendo en este país una nueva industria.
Exhibió en el Instituto Americano de Nueva York una inmensa y bellamente tallada pipa que representa a Washington y sus generales, lo que atrajo una gran atención.
Los oficiales de los ejércitos del Continente emplean soldados y oficiales no comisionados para fumar y colorear sus espumas de mar para ellos y en Inglaterra hay establecimientos regulares donde la nobleza y los hombres con medios reciben pipas de espuma de mar y boquillas  para cigarro coloreadas para su consideración.
Bulletin of pharmacy (1903)

Pipas de espuma de mar.
Cómo se fabrican, y la ciencia de colorearlas correctamente.
Una pipa de espuma de mar es una de las mejores cosas que un hombre puede tener y le da más placer por la cantidad de dinero gastado que cualquier cosa que pueda comprar. Desde el momento en que decide que debe tener una, comienza el placer. Busca en los escaparates, inspecciona críticamente los diferentes estilos y tamaños de las pipas que ve allí y se pregunta si sus medios le permitirán comprar uno de los especímenes más elaborados. Por fin, selecciona una tienda y entra, pregunta los precios de las pipas que le gustan y después de muchas garantías del comerciante de que el que ha elegido es espuma de mar real tallada y que se coloreará muy bien, pagará la factura y se va con su pipa cómodamente guardada en su maleta marroquí en el bolsillo. Luego compra un paquete de tabaco a su distribuidor habitual y con el orgullo en su corazón con suavidad saca su pipa y se la muestra. El comerciante lo toma con mucha cautela, lo examina detenidamente y dice que es una pieza bonita de espuma de mar y pregunta cuánto costó y dónde se compró. El precio que le dice que es barato y avanza la opinión de que se coloreará muy bien. El dueño agita la cabeza y concuerda. Luego comienza a ir a casa y en su camino se detiene para tomar su vaso de cerveza habitual y muestra su nueva adquisición a su amigo, el encargado de la barra, quien la admira y llama a quien quiera que esté en la habitación para que venga y haga lo mismo. El dueño de la pipa trata con la multitud y se dirige a su casa en posesión de una pipa excelente, una pieza de espuma de mar real de primera calidad, con una boquilla de color ámbar y que sin duda se coloreará muy bien. Cuando llega a casa, se la muestra a su esposa y le pide que la admire y se regocije con ella. Algunas mujeres no tienen alma para las pipas, espuma de mar o de otro tipo, pero en este caso es una mujer del tipo correcto y se une con entusiasmo a su admiración y sugiere que es una pipa mucho más bonita que la que perdió en el picnic e insinúa que es muy superior en todos los aspectos a la nueva pipa del Sr. Smith que se estaba jactando la otra noche. Ella le dice que ahora puede tirar esa horrible cosa de madera que tenía, lo cual, aunque ella nunca dijo nada al respecto, siempre pensó que era todo menos agradable. Ella termina diciéndole que debe tener mucho cuidado de colorearla bien y de no echarla a perder en el hábito de fumar, ya que una mujer adecuada entiende algo acerca de las pipas, así como todo lo que le gusta a su marido. La cuestión importante de colorear viene a continuación. Debe seleccionar una de las dos formas de hacerlo y antes de comenzar, antes de que se pueda fumar una sola pipa de tabaco, debe decidir cuál tomará. La primera es por el uso de lo que se llama el "botón" (button), y el segundo por el “tapón" (plug). Existe una gran diferencia de opinión entre los aficionados y expertos en la técnica en cuanto a cuál es la mejor. Por el primer método, un botón de espuma de mar, hecho para adaptarse a la parte inferior de la cavidad de la pipa, con cuatro o cinco orificios pequeños perforados perpendicularmente a través de ella, se coloca en la parte inferior y sobre él el tabaco. El humo, al pasar por el “botón”, pronto lo satura con el aceite esencial o nicotina y de allí se absorbe en el cuerpo de la pipa, que pronto adquiere ese color marrón cereza oscuro tan admirado por los conocedores. El método del “tapón” está dentro del mismo principio. Se coloca un poco de tabaco húmedo en el fondo de la pipa y el tabaco que se va a fumar se coloca sin apretar en la parte superior. El "tapón" no debe sacarse hasta que la pipa esté bastante coloreada. Actúa como lo hace el “botón” para absorber la nicotina y transmitirla a la pipa. Decide que probará el proceso de "tapón" y con gran cuidado, humedece una cantidad suficiente de tabaco y después de colocarlo en su lugar, procede a llenar su pipa con mucho cuidado. Luego se pone una cerilla y tomando grandes molestias para no permitir que la llama toque los bordes blancos de la espuma de mar virgen, comienza a fumar. Él sabe de qué se trata, evidentemente, porque fuma su pipa con ternura y consideración. Se cuida de no calentarla, porque sabe que si lo hace, nunca se coloreará correctamente. Cuando el tabaco se quema hasta que el “tapón” quita suavemente las cenizas y dándole una mirada de despedida de despedida, vuelve a colocarlo en su estuche para que se enfríe. Media hora más tarde, lo vuelve a fumar y cuando llega la hora de acostarse, sube las escaleras con él y lo coloca en su tocador con su reloj, para poder guardarlo en caso de incendio. Y así continúa fumándola un poco cada noche, y por fin se ve recompensado al ver que un delicado color pajizo hace su aparición en el recipiente en línea con el tapón. Entonces él se siente feliz. Pule la pipa con su pañuelo y se la muestra a su esposa y ella expresa la debida admiración. Y así continúa hasta que se trata de un hermoso color marrón cereza desde la parte superior del caño hasta el centro de la cazoleta, y tiene algo de qué estar orgulloso, que lo acredita como fumador y al hombre que se lo compró como fabricante.

Pero hay pocos, por desgracia, que saben cómo colorear una espuma de mar. El ciudadano promedio lleva su pipa a casa, la llena de tabaco y fuma como una casa incendiada toda la tarde; la sobrecalienta, o la quema, como técnicamente se llama y nunca se colorea correctamente. El entonces increpa al fabricante por la venta de una espuma de mar imitación o se pregunta por qué es que la pipa no se colorea, porque sabe que es genuina, le costó $ 20 y fue hecha a la medida. De una buena espuma de mar, se puede decir con certeza, que es una alegría para siempre, ya que durará toda una vida y cambiará de color en color como un camaleón. Cuando envejece en el servicio, un hombre siente afecto por su pipa. Tiene una boquilla nueva ajustada y un borde plateado colocado alrededor de la parte superior de la cazoleta. Le gusta hablar de ello y explayarse sobre sus méritos. Muestra dónde se magulló la vez que la dejó caer desde la ventana del segundo piso, cuando la única maravilla del mundo fue cómo no se rompió en mil pedazos. Cuenta cuándo y dónde la compró, y está tan complacido con admiración y elogios como si se tratara de uno de sus hijos. Algunas personas son, para acuñar una palabra, pipamaníacos. Abundan en Francia y Alemania, y en muchas otras partes de Europa, y algunas se encuentran en los Estados Unidos. Un caballero, un Capitán Bragg, que anteriormente residía en Nueva York y que ahora vive en Birmingham, Inglaterra, tenía aquí una colección de unas 400 espumas, todas bellamente coloreadas. Sin embargo, este es un sabor bastante costoso, ya que además del primer costo de las pipas, el Capitán Bragg tiene que mantener a dos hombres continuamente empleados, cuyo único deber es fumar y mantener las 400 pipas en orden. El señor Northrop, de esta ciudad, también tiene un gusto en esa dirección; tiene una colección de unas cuarenta pipas. El Sr. McDonald, de Brooklyn, tiene una treintena de espumas, tres de las cuales son muy grandes y miden por lo menos tres pulgadas de diámetro. Estas valen $ 100 cada una. El ingeniero jefe W. W. Wood, de la Armada de los Estados Unidos, también es un gran conocedor, y posee alrededor de veinticinco, de todas las formas y tamaños. Otros señores de esta ciudad también tienen colecciones, pero se cree que los mencionados tienen las más grandes.

Después de haber hablado tanto acerca de las pipas de espuma de mar, puede que no esté fuera de lugar decir algo sobre de dónde proviene el material y cómo se fabrica. La espuma de mar es un tipo de arcilla, compuesta de hidrato de magnesio y silex, o, más adecuadamente, silicato hidratado de magnesio. Se encuentra en depósitos en varias partes de Europa, pero particularmente en Anatolia, en Asia Menor. Cuando se toma de la tierra por primera vez, es suave, pero se endurece con la exposición al aire. Se importa a este país en trozos de varios tamaños. El mejor se llama “spiegel”, o espejo de espuma de mar, que es de color azulado y su superficie está cubierta con manchas en forma de estrella. Hay dieciséis cualidades diferentes de espuma de mar, las primeras seis las cuales, solo, se importan a este país. La primera, segunda y tercera calidades son utilizadas por los fabricantes para la fabricación de pipas, y la cuarta, quinta y sexta en reparaciones o adiciones a pipas importadas de la clase correspondiente. El proceso de fabricación es muy sencillo. El bloque de espuma de mar se empapa primero en agua hasta que llega a un grado adecuado de suavidad; luego es tomada por el trabajador, quien la moldea con un cuchillo, y la cazoleta, si se pretende que sea redonda, se perfora y se gira en un torno. Luego que se hizo el orificio en el caño y se le pasó la pipa a una niña que la alisa, primero con papel de lija y luego con una especie de hierba traída de Massachusetts, que se llama "cola de caballo", posiblemente debido a sus propiedades de corte. Luego se hierve la pipa en una preparación de cera y se pule con un paño suave. Las pipas talladas se hacen de manera algo diferente. El tallado se realiza primero de forma áspera, solo se forma, por así decirlo, la espuma de mar se hierve, la talla se completa después. Luego se vuelve a hervir, o se deja en blanco, a elección del fabricante. Los recortes de espuma, llamados "chips" (astillas), no se utilizan en absoluto en este país, pero se envían de vuelta a Alemania, donde se convierten en “imitación-espuma de mar”. También se utilizan para eliminar las manchas de grasa de las sedas, y se muelen hasta obtener un polvo que, mezclado con agua hasta obtener la consistencia de la crema, se usa para este fin de la misma manera que la tierra de Fuller.

El comercio de espuma de mar en Nueva York es una institución floreciente, y todos los fabricantes hacen un buen negocio. Uno de ellos envió muestras de su mano de obra a París a la Exposición de 1867, y recibió una medalla de bronce y un diploma. Puede ser apropiado decir que una medalla de bronce es el premio más alto otorgado a esta clase de productos, que se otorgan medallas de oro solo para inventores y dispositivos de beneficio para la humanidad, y no para artículos de adorno o de lujo. Este caballero, antes de recibir el premio que había ganado, se vio obligado a presentar declaraciones juradas de los caballeros responsables de esta ciudad, para demostrar que el trabajo se había realizado aquí. Exhibió una treintena de piezas en total, una de las cuales, una magnífica pipa con un grupo que representa el encuentro de Macbeth con las brujas en el brezo, compuesta por cinco figuras, dos de las cuales, Macbeth y Banquo, están montadas, excitada admiración universal. También tiene una figura de Shakespeare sentado en un sillón en la tapa o cubierta. Se ofrecieron diez mil francos para esta pipa, en París, pero fueron rechazados por el expositor, ya que quería exhibirla en este país a su regreso, ya que no había tenido la oportunidad de hacerlo anteriormente, ya que solo se había completado unos días. antes de la navegación del vapor de Estados Unidos que transportaba los productos de los expositores estadounidenses. El comercio de espuma de mar en Nueva York es una institución floreciente, y todos los fabricantes hacen un buen negocio. Uno de ellos envió muestras de su mano de obra a París a la Exposición de 1867, y recibió una medalla de bronce y un diploma. Puede ser apropiado decir que una medalla de bronce es el premio más alto otorgado a esta clase de productos, que se otorgan medallas de oro solo para inventores y dispositivos de beneficio para la humanidad, y no para artículos de adorno o de lujo. Este caballero, antes de recibir el premio que había ganado, se vio obligado a presentar declaraciones juradas de los caballeros responsables en esta ciudad, para demostrar que el trabajo se había realizado aquí. Exhibió una treintena de piezas en total, una de las cuales, una magnífica pipa con un grupo que representa el encuentro de Macbeth con las brujas en el brezal, compuesta por cinco figuras, dos de las cuales, Macbeth y Banquo, están montadas, excitada admiración universal. También tiene una figura de Shakespeare sentado en un sillón en la tapa o cubierta. Se ofrecieron diez mil francos por esta pipa, en París, pero fueron rechazados por el expositor, ya que quería exhibirla en este país a su regreso, ya que no había tenido la oportunidad de hacerlo anteriormente, ya que solo se había completado unos días antes de la navegación del vapor de Estados Unidos que transportaba los productos de los expositores estadounidenses. Uno de los más grandes aficionados a las pipas del mundo: el Mayor General Raffalovich del ejército ruso, está ahora en este país. Cuenta con una colección de más de 600 pipas. Desde que está en este país, ha comprado varias espumas y ahora está en manos de uno de los fabricantes más destacados de esta ciudad, el mismo que se llevó la medalla de bronce en París, una magnífica pipa de espuma hecha para su orden. La cazoleta forma el busto de una mujer muy hermosa, y es una imagen correcta de la esposa del General, tomada de la vida. El caño y la boquilla son de color ámbar, quince pulgadas de largo. El costo total de $ 150. Esta pipa será llevada a Europa como una curiosidad, ya que parece que el general Raffalovich tuvo la idea de que tales cosas no podrían hacerse en este país. Ahora está viajando por el oeste, sin duda, enriquecerá su colección al agregarle algunos de los calumets famosos, hechos de la famosa piedra roja de los indios. La fabricación de las boquillas y tallos de color ámbar constituye una parte importante del negocio, y se producen muchos diseños hermosos y elegantes. No se puede emplear el mejor ámbar para este propósito, y se necesita mucha habilidad por parte del trabajador, debido a su extrema fragilidad. Los precios de las pipas van desde $ 1.50 a $ 500, e incluso más. Se puede comprar una pipa buena y simple que se pueda reparar entre $ 10 y $ 15.

Las pipas talladas son más altas y llevan más en proporción, pero mucho depende del estilo de la talla. Algunas pipas talladas son realmente obras de arte, y por supuesto, se pagan como tales. Los modeladores están constantemente en busca de nuevos diseños y continuamente se están produciendo abundantes estudios. Casi no hay nada en la naturaleza que no pueda copiarse en espuma de mar, y en Nueva York, un hombre puede tener su propia cabeza reproducida en forma de cazoleta de pipa, si así lo desea. Las boquillas para cigarro también son muy bonitas y tienen precios altos, a veces hasta $ 75, pero, al igual que con las pipas, el precio depende totalmente del estilo de talla. Cuando una pipa se lesiona fumando, o se quema, como técnicamente se llama, puede mejorarse mucho al volver a hervirla, lo que devuelve a la espuma de mar su poder de absorción. La palabra "mejorada" se usa con precaución, ya que nada hará que una espuma de mar quemada sea tan buena como nueva. Sin embargo, esto nunca debe suceder si se toma el cuidado adecuado de no calentar la pipa cuando se fuma por primera vez. Es muy posible que las damas de Nueva York pronto consideren a la espuma de mar como indispensable para su comodidad, no en forma de pipas y boquillas para cigarro, sino como un embellecedor de su tez, ya que se propone moler las astillas en un polvo impalpable para ser utilizado como un cosmético.
Orígen: traducido del New York Times (27/VII/1874).

 

Sobre las cazoletas para pipas de tabaco, que están fabricadas de espuma o espuma del mar.
Por el Profesor J. Beckman.

La sustancia, ya sea de naturaleza terrestre o pedregosa, de la cual se fabrican las pipas de tabaco en uso en el Este y en algunos países europeos, hasta ahora es poco conocida. Los pipas de esta fortaleza tienen varias cualidades que hacen que su uso sea cómodo. Son ligeras, portátiles y no se rompen fácilmente; no son susceptibles de un calor repentino o violento; y la espuma del mar, de la cual comúnmente se supone que están hechas, absorbe con facilidad el aceite que el fuego extrae del tabaco, y así evita que pase a través de la pipa y ofenda al paladar. Estas cualidades han hecho de esta sustancia un considerable objeto de comercio; y se emplea en la fabricación de pipas de diferentes formas en todo el Este, como también en Moldavia, Valaquia, Transilvania, Hungría y Alemania; donde se lleva en pequeñas máscaras, y forjado en las formas que más gustan a los europeos.

Para adquirir un conocimiento preciso de esta sustancia, Beckman la examinó mediante una variedad de experimentos químicos y realizó experimentos similares en la espuma o espuma del mar, que se supone que es una de sus partes constituyentes. Pero no adquirió el conocimiento que esperaba obtener mediante estos experimentos: sin embargo, sus resultados, que aquí se relacionan, le permitieron refutar la opinión de Bruckman (quien afirma que la espuma de mar, de la cual son las pipas, está formada por la fina palidez de los huesos del calamar, fusionado con pegamento), y las relaciones de ciertos viajeros, quienes creen que están hechas de piedra pómez; como también la noción de Linneo, que clasificó esta sustancia entre las tierras arcillosas.
Aunque refuta estas tres opiniones de la manera más satisfactoria, sin embargo, no puede estar satisfecho con el conocimiento imperfecto que tenía del asunto. Quería saber dónde se encontraban originalmente esta espuma de mar o estas cazoletas para pipas; y después de muchas consultas, obtuvo, de lejos, la mejor información sobre este tema del viaje de Spon y Wheler. Estos viajeros mencionaron que habían visto una colina, a poca distancia de Tebas, en el camino a Negropont, donde vieron la sustancia en cuestión excavada en un pozo profundo en pedazos, que al principio son de la suavidad y el color del queso nuevo, pero, cuando están secos, crecen muy duro y adoptan un tono blanco brillante. En estado blando a esta sustancia, dice Wheler, "la llevan al pueblo y la cortan curiosamente en cazoletas de pipas que, tan pronto como se seca, se endurecen, tan blancas como la nieve y brillando". Se supone que en la colina que antiguamente se llamaba Collis Ismenius. Muchos de estas cazoletas están talladas y preparadas en Lepanto; y, por lo tanto, los viajeros instruidos, que tienen gusto por la mineralogía, harán bien en visitar la colina ismeniana y observarán su contenido con más atención de la que hasta ahora se les ha otorgado.

Nuestro autor, sin embargo, piensa que es imposible que esta colina pueda proporcionar el prodigioso número de estas cazoletas, que se producem anualmente para el comercio. Y, después de esforzarse en obtener información sobre esta circunstancia de los mercaderes de Turquía y otros, supo que las cazoletas para las pipas utilizadas en Hungría y Alemania, provenían de Natolia; opinión que es confirmada por una pieza de espuma de mar, que el célebre Niebuhr envió desde ese país a la universidad de Gottingen. Más aun, nuestro autor está totalmente inclinado a pensar, que esta famosa tierra se encuentra en América del Norte, más especialmente en los alrededores de Quebec; los canadienses lo emplearon en la fabricación de pipas de tabaco desde tiempos inmemoriales, como dice la tradición; y se dice que los franceses, que habitan esa región en la actualidad, aprendieron este arte de ellos. Tampoco se han detenido aquí las preguntas de nuestro curioso académico: él ha contado el secreto de cómo están hechas y describe, circunstancialmente, la manera de prepararlas.
No se usa fuego; el  tallado es la principal operación empleada; y las cazoletas a menudo se hierven con aceite y cera, para hacerlos más sólidos y espléndidos. El mejor artista, de hecho, no puede darles a todas el mismo grado de elegancia, ni el mismo alto brillo; ya que la sustancia en cuestión no siempre es igual de homogénea y sólida, ni está igualmente exenta de grietas y fisuras. Más aun, muchas de las cazoletas se tiran, como incapaces de ser forjadas en pipas, al menos por los artistas alemanes. Pero las cazoletas que tienen éxito indemnizan al fabricante abundantemente por esta pérdida; a medida que las pipas de esta composición se convierten en un objeto de lujo; y no es raro (se nos dice} ver a cien thalers (1), o dólares (25 libras), pagados por un virtuoso de la pipa por una cazoleta elegante y bien pulida. Nuremberg, Lemgow y Rulh, son los lugares donde estos cazoletas se fabrican y se exportan a todas las provincias alemanas. La manufactura de Rulh se describe circunstancialmente por nuestro autor.

No lo seguiremos, por curioso que sea este relato. Algunos de nuestros lectores tal vez piensen que este artículo completo no vale una pipa de tabaco, pero otros considerarán que el objeto es interesante, tanto en lo que se refiere a la orictología (2) como al comercio.

(1) Thaler: moneda de plata alemana.
(2) Orictología: palabra de uso obsoleto, antigua especialización de la rama de la historia natural que trata sobre fósiles o restos hallados en la corteza terrestre.

Traducido de: Memorias de la Real Sociedad de Gottingen, 1781 en The Monthly Review; or, Literary Journal (Julio- diciembre inclusive, 1783), varios autores. Volumen LXIX.

________________________________________________

Vienna Meerschaum”
Como se denomina a la espuma de mar artificialmente preparada, se obtiene, según la patente, moliendo juntos una mezcla de 100 partes de silicato de sodio, 60 partes de carbonato de magnesia y 80 partes de residuos de espuma de mar pulverizada o de alúmina blanca pura. El polvo se tamiza a través de un colador fino, se hierve durante 10 minutos con la cantidad de agua necesaria y se vierte en una forma que permita que el exceso de agua se escurra.
(The English Mechanic and mirror of science and art… Volume II – 1866). Fuente: https://booksgoogle.com

______________________________________________

Espuma de mar. Este mineral es un silicato hidratado de magnesio; se encuentra en vetas y nódulos. Viene principalmente de Asia Menor. Su composición es sílice, 60 partes; magnesio, 28 partes; Agua, 13 partes. Su principal uso, para hacer cazoletas de pipas.
Espuma de mar, Artificial.-
Yeso endurecido, hervido con ácido esteárico o parafina, se parece mucho a la espuma de mar. El parecido puede incrementarse mucho al colorear la mezcla con una solución de gutagamba (gomorresina) y sangre de drago (resina color rojo).

Espuma, Hervir Y Colorear.
Las cazoletas de las pipas, cuando se importan a Alemania, se preparan para la venta empapándolas primero en sebo, luego en cera y finalmente, puliéndolas con hierba cortada. El proceso de coloración realizado por los distribuidores es secreto. La coloración de las pipas se realiza mediante un proceso secreto, probablemente usando algún solvente de nicotina.

Meerschaum, Colorear.-
Por lo general, la pipa se hierve para colorearla en una preparación de cera que se absorbe y una capa delgada de cera se mantiene en la superficie de la pipa y se hace para obtener un pulido mayor. Bajo la cera se retiene el aceite de tabaco, que es absorbido por la pipa y su color se vuelve más oscuro en proporción al tabaco utilizado. Al principio, se debe fumar una pipa de espuma de mar muy lentamente y antes de que se encienda una segunda cazoleta, la pipa debe enfriarse.
Esto es para mantener la cera lo más arriba posible en la cazoleta, un ahumado rápido la recalentará, eliminando la cera y dejando la pipa seca y cruda. Nunca se debe fumar una pipa nueva al aire libre en climas extremadamente fríos.

2. Llene la pipa y fume alrededor de un tercio, o hasta la altura a la que desea colorear. Deje el resto del tabaco en la pipa y no lo vacíe ni lo interrumpa durante varias semanas o hasta que obtenga el color deseado. Cuando fume, ponga tabaco fresco en la parte superior y fume al mismo nivel.
3. Una vez quemada, la pipa no puede colorearse satisfactoriamente, a menos que la parte quemada se retire y la superficie se trate nuevamente mediante el proceso mediante el cual se prepara la espuma de mar. La coloración se produce por la acción del humo sobre los aceites y la cera que se encuentran superficialmente en el exterior de la pipa y se aplican en el proceso de fabricación.
Sustituto de la espuma de mar (de Bertolio).-
Hacer una solución caliente de silicato de potasa. Colocar en él carbonato de magnesio cortado en trozos pequeños. Deje las piezas en la solución unos días y luego seque. Repítalo varias veces, usando una solución caliente fresca de silicato de sodio, en lugar de silicato de potasa. Exponer las piezas al aire durante unos meses. En seis o siete meses, las piezas estarán lo suficientemente duras para ser trabajadas y se parecen mucho a la espuma de mar.

2. Prepare una solución de 4 partes de ácido sulfúrico en 50 partes de agua. Trata papas peladas con esta solución durante treinta y seis horas. Secar la masa entre papel secante y presionar. Las pipas pueden hacerse de este material que se parece mucho a la espuma de mar. Al utilizar una presión muy fuerte, se han hecho bolas de billar, que se parecen mucho al marfil. El material puede ser tallado.
Espuma de mar, cemento para.-
I. Tomar un poco de ajo y machacarlo para formar una especie de masa, frotar con él los trozos rotos de espuma de mar y volver a unirlos presionando muy fuerte, atarlos con alambre de hierro de acuerdo con la resistencia de los trozos y finalmente hervirlos durante media hora en una cantidad suficiente de leche. Aquí se aplican los cementos de caseína y cal viva.

2. Disuelva la caseína en una solución de silicato de sodio (water glass) y mezcle con magnesia calcinada y úsela inmediatamente. La caseína se prepara dejando reposar la leche perfectamente descremada hasta que se cuaja, es cuando la caseína se filtra y se lava en el filtro. Para simplificar previamente un poco de queso fresco se puede hervir en agua y mezclar con cal apagada y cenizas, usando 10 partes de queso, 20 partes de agua, 2 1/2 partes de cal y 2 partes de cenizas de madera. (The Scientific American Cyclopedia of receipts, notes and queries. Edited by Albert A.Hopkins (1901).
Fuente: https://babel.hathitrust.org

_______________________________________________

Coloreando pipas de espuma de mar.
Publicación: Druggist Circular (1906).
Escribe M. J. C., Pensilvania.  Se dice que una pipa de espuma de mar puede colorearse de la siguiente manera:
Llene la pipa con tabaco y fúmela hasta que el tabaco restante llene el recipiente hasta la altura a la que desee colorearla.
Déjela así sin alteraciones por algunas semanas. Cuando fume, ponga tabaco fresco encima y fume hasta el mismo nivel.
Recientemente, algunos de los lectores de Medical World contribuyeron en esa revista en lo que es prácticamente un simposio sobre el tema de la coloración de las pipas de espuma de mar. Uno de ellos dice:
(a) Fume abundantemente.
(b) Use una gamuza para proteger la pipa.
(c) Aplique cera (amarillo puro) mientras la pipa esté caliente.
(d) Limpie una vez cada veinticuatro horas.
El fumar produce el aceite que colorea la pipa. La gamuza protege los dedos de la cera. La cera ayuda a difundir el pigmento uniformemente. La limpieza elimina el exceso y la suciedad externa.
Esté preparado para fumar mucho y sufrir molestias en la garganta.
La ebullición es solo para decolorar, y esto se hace hirviendo en leche hasta que esté blanca; pero te aconsejo nunca hervir una buena pipa solo en lugares donde la coloración es demasiado alta o no está distribuida uniformemente.

Otra persona da sus instrucciones de esta manera:
Para beneficio de los amantes de la pipa, que en mi opinión es la única forma de fumar, afirmaré que fumé igual que con una de madera de brezo o de mazorca de maíz, excepto que tuve cuidado de no calentarla. La espuma de mar es como sabes, una arcilla  blanda; y antes de poner las pipas en el mercado, se hierven en cera, que satura la arcilla. Mientras se fuma la pipa, la nicotina expulsa la cera y satura la arcilla, decolorándola. Si la pipa se calienta demasiado, la cera se derrite y se expulsa y el calor hornea la arcilla o la quema y evita que se vuelvan a colorear. Es un buen plan colocar un botón de espuma de mar, que se puede obtener de cualquier distribuidor de pipas, en el hornillo de la pipa y dejarlo permanecer por un tiempo indefinido. Hay tantas opiniones variadas con respecto a la coloración de una pipa como en la práctica de la medicina, pero algunas reglas de sentido común harán maravillas en ambas.
Falsas cazoletas, marcas especiales de tabaco, sumergir en leche o crema, cubrir con gamuza y una veintena de otros absurdos son todas tonterías. Simplemente fume su marca favorita de tabaco, pero no caliente su pipa. Cuando comience a calentar, déjela  a un lado y fume su mazorca de maíz hasta que se enfríe. Fume lentamente y evite manipularla más de lo necesario.
Si se siguen estas reglas, su pipa se coloreará; y cuando obtenga el color deseado, llévela  a un distribuidor experimentado y confiable, quien lo fijará  el color hirviéndola en aceite. Este proceso endurece la arcilla y disminuye el peligro de rotura. El gran problema con los fumadores es que quieren colorear sus pipas rápidamente. Esto arruinará la pipa por calentamiento, como se mencionó anteriormente. Me tomó un año colorear la mía.
En un lugar, el editor de Medical World afirma que, como no fumador, no entiende por qué la espuma de mar se selecciona como material de pipa debido a su propiedad de absorber nicotina, y aún así se considera que tiene un valor mayor cuando se convierte en no absorbente (que es el caso cuando se ha saturado o coloreado). En otro lugar, dice que cuando quiso que su pipa fuera coloreada la llevó a un comerciante. El World tiene un editor y un editor asistente. El autor de esta nota también es un no fumador, pero a él le parece que, considerando el asunto desde un punto de vista puramente teórico, que si fuera a fumar preferiría una pipa nueva, limpia y absorbente, a una vieja, de nicotina, empapada y no absorbente. Sin embargo, el hombre que fuma pipa es el que está contento (la mayoría de los fumadores tienen esto constantemente en mente o lo contrario constantemente fuera de la mente), por lo que no intentaremos contrarrestar el dictamen de los iniciados.

__________________________________________________________

Sobre el uso de la gamuza para proteger la pipa de espuma de mar.
Eso es un error.  Usted puede estar cuidándolo demasiado. Muchos fumadores comienzan haciendo una cubierta de cuero de gamuza para ajustarse a la pipa, de modo que no tengan que tocar con la mano la cazoleta. Después de que hayan fumado por un tiempo y tengan curiosidad  de ver cómo se está coloreando, quitan la cubierta de gamuza y he aquí que la pipa está cubierta de manchas y estropeada. La piel de gamuza ha absorbido la cera mientras la pipa estaba caliente. Es peligroso poner cualquier cubierta sobre la cazoleta.
Extraído del artículo Cómo colorear su espuma de mar (The mechanical engineer (1883)).

__________________________________________________________

La Enciclopedia o Diccionario Razonado de las Ciencias, las Artes y los Oficios (Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers) de 1780 dirigido por Diderot y D´Alembert no hace mención a la pipa de espuma de mar.
La Enciclopedia mencionaba lo siguiente sobre la pipa:

Tubo largo y delgado que se hace comúnmente de tierra cocida muy fina, que sirve para fumar el tabaco. Una de las partes del tubo es doblado, en una especie de pequeño vaso que se llama el horno, o la cabeza de la pipa, en la cual se pone el tabaco para encenderlo y fumarlo: lo que se hace con la boca, aspirando el humo por el trozo del tubo opuesto al horno.
Se fabrican pipas de modos diversos, cortas, largas, de forma trabajada, unidas, blancas sin ser esmaltadas, de diferentes colores; se las importa comúnmente de Holanda.
Los turcos usan para las pipas (que son de dos o tres pies de longitud apróximadamente) caña o madera agujerada como un canuto, al cabo del cual unen una especie de nuez de barro cocido que sirve de horno, y que separan después de haber fumado; los tubos de sus pipas se montan y desmontan para ser llevadas cómodamente en un estuche. (Traducción)

Cuando se menciona "blancas sin ser esmaltadas" podría estar refiriéndose a la pipa de espuma de mar.

__________________________________________________________

Cercano al año 1609 la genuina espuma de mar era estimada en Inglaterra desde que Dekker parece referirse a ella en su libro de lectura "Gull´s hornbook" (*).
La espuma de mar o meerschaum es un mineral algo raro de conseguir, consiste de magnesio, silica y agua, debería ser llamado silicato hidratado de magnesio (MgO, SiO, +HO). Es un compuesto no cristalino, sus constituyentes varían, el silicato de hierro y el óxido de aluminio se suelen encontrar en el con frecuencia.
Estos componentes antes mencionados afectan el color blanco del mineral, el que cuando está puro lo es totalmente. Cuando el silicato de hierro se halla presente le da un tinte de color diferente que varía entre el amarillo pálido al marrón oscuro.

El buen meerschaum es algo blando, resiste la presión de la mano y puede ser fácilmente rayado con la uña del dedo, especialmente luego de mojado puede cortarse sin dificultad con un elemento filoso.
Hay de diferentes clases, algunos se hunden en el agua y otros flotan dependiendo de su densidad.
Para la fabricación de una pipa lo mejor es un meerschaum con una densidad mediana.
El que es muy liviano es generalmente demasiado poroso a veces con grandes cavidades, el muy pesado siempre causa la sospecha de ser un producto artificial.
El meerschaum se encuentra en España, Grecia y Moravia, pero lejos la mayor reserva se encuentra en Asia Menor, en la península de Anatolia, cerca de la ciudad de Coniah.
Al principio rusticamente cortado, es luego artisticamente tallado en Europa, este arte es principalmente cultivado en Pesth y Viena donde existe una rama de comercio importante y extensa del mismo.
Los bloques toscamente cortados requieren de una cuidadosa manipulación con la ayuda del agua para remover irregularidades y porciones con fallas.
El tratamiento preliminar deja numerosos defectos, el meerschaum que se comercia tiene no solo algunos defectos, también presenta varios minerales esparcidos dentro de su conformación, como alguna clase dura de meerschaum que los fabricantes llaman "chalk" o "kreindemassen" (tiza) y que causa mucha dificultad al tallarlo.
Antes del manejo mecánico para realizar la cazoleta se debe efectuar ciertos preparativos. El mineral se remoja en un ungüento de cera, aceite y grasa (**). La cera y la grasa que es absorbida por el meerschaum es lo que produce el color que adquiere este luego que la pipa comienza a fumarse. Bajo la influencia del calor producido por la combustión del tabaco, la cera y la grasa pasan por todas las etapas de un verdadero proceso de destilación, la sustancia producida al asociarse con el producto de la destilación del tabaco se convierte y por difusión pasa a través del mineral otorgando todos los grados de color que son altamente apreciados por los conocedores.

Ocasionalmente aunque no frecuentemente las cazoletas son artificialmente teñidas sumergiéndolas antes del remojo en cera en una solución de sulfato de hierro solo o mezclado con "dragon´s blood" (una resina roja utilizada como barniz), en estas pipas se producen defectos cuando son fumadas que consisten en sombras en el coloreado.
Mecánica y químicamente han habido intentos con cierto suceso de imitación del material por ejemplo con carbonatos cristalizados (Senarmont) o palangonita (Bunsen); no se ha intentado la produción del meerschaum en forma química exclusivamente.
Una gran cantidad de residuos y fragmentos se producen al cortar y tallar el mineral que constituyen una considerable pérdida, por lo que algunos procesos se han creado para su utilización.
Algunas cazoletas de meerschaum que son bien conocidas en el comercio bajo el nombre de "massa-köpfe" ("massa") son fabricadas utilizando restos del mineral, estos son triturados y convertidos en un polvo fino que se hierve en agua y se moldea en bloques con y sin adicción de arcilla; cada bloque es suficiente para la fabricación de una pipa; antes de usarse deben ser secados un tiempo durante el cual se contraen considerablemente. Las pipas verdaderas y las imitaciones difieren entre otras cosas por su peso, pero esto no es prueba contundente de que un meerschaum pueda ser "massa".

Extractado del libro: Exhibition of the works of industry of all nations - Report by the Juries 1851 (London - William Clowes and Sons)- (books.google.com).
(*)Gull´s hornbook: "which pipe has the best bore, and which burns black, and which breaks in the burning"; la descripción que realiza Dekker en su libro no parece corresponder a una pipa espuma de mar exclusivamente, pero así se expresaba en el Report by the Juries de 1851.
(**) Posiblemente cera de abejas y aceite de ballena, también se ha usado aceite de linaza.

Para saber si una pipa de espuma de mar es realmente de este mineral

Una manera muy conocida de saber si una pipa de espuma de mar es realmente de este mineral; consiste en mojar un dedo con agua o saliva y luego apoyarlo dentro de la pared del hornillo de una pipa nueva, si es "meerschaum" verdadero el dedo tiende a adherirse a la pared debido a la porosidad.

Otra manera de comprobar si una espuma de mar es genuina:
Con el fin de distinguir al meerschaum de una imitación del artículo verdadero, se debe frotar con plata. Si la plata deja como marcas de lápiz en la superficie de la pipa, no es espuma de mar genuina sino artificial. Si no se produce ningunas de tales líneas, el artículo es genuino.


Algunos cuidados son necesarios

Las primeras veces no se debe fumar la pipa espuma de mar en un ambiente frío.

Nunca utilizar alcohol o licores dentro del hornillo.

Esperar que la pipa se enfríe para volver a fumarla.

En lo posible tratar de no apoyar los dedos en la cazoleta cuando la pipa está caliente para evitar manchas.

No utilizar elementos punzantes en su limpieza.

Limpiar con cuidado y periódicamente el hornillo evitando un exceso de carbonilla.

No golpear la pipa contra la palma de la mano para hacer caer los residuos de la fumada, la boquilla podría quebrarse y mucha veces esto podría ser muy dificil o imposible de reparar.

No es conveniente limpiar el hornillo mientras la pipa está caliente.

Tomar conciencia que la pipa de espuma de mar es un objeto muy delicado y debe ser manejado con cuidado y atención, la mayoría de las veces no resiste la caída desde una mesa o escritorio.

Estas pipas son realizadas a mano, la boquilla podría ser muy dificil (a veces imposible) de reemplazar, lo que inutilizaría totalmente la pipa por lo menos hasta obtener otra boquilla.

Recordar que el color oscuro que adquieren las espuma de mar requiere de un tiempo largo para conseguirse.

Aculotar la espuma de mar

Algunos fabricantes mencionan que es necesario aculotar la pipa espuma de mar en forma similar a una de brezo, otros indican que ello no es necesario y que solo se debe fumar muy lentamente cargando totalmente el hornillo desde la primera vez; los pipafumadores tienen opiniones similares sobre el aculotado, para algunos es conveniente seguir un proceso similar al de la pipa de brezo y para otros no es necesario. Para quienes decidan aculotar su espuma de mar, el procedimiento que aconsejan algunos fabricantes es similar al del brezo, en las primeras seis fumadas no es conveniente cargar el hornillo más allá de la mitad de su capacidad y siempre fumar en forma muy lenta para evitar el calentamiento excesivo de la cazoleta.

Una de las razones esgrimidas para fumar la pipa espuma de mar como si se la estuviera aculotando es, que si se fuma con el hornillo totalmente cargado desde el comienzo, el calor de la combustión de la fumada es este caso excesivo para una pipa "meerschaum" nueva, hace que la cera, que es necesaria para la coloración, no se distribuya lenta y uniformemente y se acumule en la caña, haciendo mucho más lento el proceso de coloración total.

Pipa adquirida en 1860 y fumada en una familia durante tres generaciones



Imágenes e información en:
blogs.pipetrader.com/TobaccoBarn/archive/2007/05/23/Coloring-Meerschaum-Pipes.aspx

Imágen: www.aznavur.com


Reparaciones

Para reparaciones puede utilizarse tiza mezclada con clara de huevo, yeso, POXIMIX® (de Poxipol) o similar.

Algunas similitudes entre el yeso y la espuma de mar.

Dureza:
Espuma de Mar: 2 a 2,5 (escala de Mohs)
Yeso: 1,5 a 2 (escala de Mohs)

Transparencia:
Espuma de Mar: Opaco
Yeso: Transparente a Opaco

Densidad:
Espuma de Mar: 2 (g/cm3)
Yeso: 2,2-2,4 (g/cm3)

Porosidad:
Su gran porosidad se acerca a la espuma de mar; un análisis químico sobre la absorción del agua en los
dos materiales, halló los siguientes resultados:
Espuma de mar: 201
Yeso: 180



















 

Un método para colorear una pipa espuma de mar con una botella de refresco
El método está basado en una contribución de Henry E. Seidell, Jr, de Ft. Worden, Washington, EE.UU publicado en Popular Mechanics SHOP NOTES Vol. IX (1913), utilizaba una botella de vidrio.
Se carga con tabaco la cazoleta de la pipa que sobresale al exterior de la botella y se fuma desde la boquilla que sobresale a través del cuello de la misma.
Fuentes: www.wkfinetools.com/tMaking/z_reading/1905-popMechanics/popMech-ShopNotes-V09.asp; y The Milwaukee Journal del 13/I/1912 (news.google.com/newspapers)



Cómo estrenar una pipa espuma de mar (catálogo de Kaywoodie 1970/71).

La pipa espuma de mar Kaywoodie está impregnada en una cera especial compuesta para ayudar a colorearla. La eliminación de esta cera, ya sea por manipulación o roce mientras se fuma, evitará una coloración adecuada. Por lo tanto, cuando se fuma, sostenga la pipa por la boquilla.
No hacer uso de gamuza o cualquier otro material para cubrir la cazoleta. La pipa debe ser fumada en forma lenta y de arriba hacia abajo ... exactamente lo contrario que con la pipa de brezo.
Primero cargue el hornillo de su espuma de mar hasta lo más alto del hornillo, fume un tercio hacia abajo. Continúe hasta que el tercio superior de la cazoleta comience a cambiar de color. Entonces fume la pipa dos tercios hacia abajo hasta que la parte correpondiente de la cazoleta también comience a colorearse. Por último, puede fumar el hornillo hasta el fondo del mismo.
Extractado y traducido del catálogo de Kaywoodie 1970/71 (fuente: chriskeene.com)


____________________________________________________

Colorear pipas espuma de mar.
Chas M. Brewer de la botica Brewer Drug, Helena, Ok., envía al Cuadro de Preguntas el siguiente proceso para colorear una pipa de espuma de mar con un bonito color caoba que él cree que es digno de publicación: “Tome una pipa nueva de mazorca, llénela con tabaco Bull Durham; coloque la espuma de mar al revés sobre el hornillo la pipa de mazorca y sople a través de la  boquilla de esta última; cuando la espuma de mar se caliente, aplique cera de abeja a la cazoleta y las partes a colorear; encienda nuevamente, aplique la cera de abejas cuatro o cinco veces, cada vez agregue tanta cera como la pipa absorba  y consuma el tabaco completamente después de cada aplicación; finalmente pula la espuma de mar con un trapo de franela saturado con aceite de oliva puro; esto producirá un efecto brillante, mientras más tiempo fume la espuma de mar, más profundo será el color. Pruébelo y convénzase”.
He hermoseado varias pipas siguiendo el método anterior.
The Pharmaceutical Era - 25/VI/1908


______________________________________________________


Especificación que forma parte de la Patente No. 52,564, fechada el 13 de febrero de 1866.
Holman J. Hale, de Nueva York, N. Y.

El objetivo de esta invención es dar a las pipas para fumar conocidas como “meerschaums” el color peculiar que hasta ahora se les ha impartido lenta e imperfectamente solo durante muchos años de uso constante de fumar tabaco en ellas; y consiste en cubrir la cazoleta de la pipa con una cubierta ajustada y penetrada por un tubo, a través del cual, cuando se usa la pipa, el humo del tabaco puede pasar y entrar a la pipa camino a la boca de la persona que está fumando. El tabaco que se va a fumar está contenido en cualquier recipiente o recipiente ordinario colocado en el extremo exterior o conectado de otra manera con la pipa, o puede fijarse en la propia pipa, según el modo de uso de los cartuchos de tabaco que se muestra en la patente otorgada, el 1 de noviembre de 1864. El tratamiento aquí expuesto se puede aplicar a otras pipas además de las de espuma de mar.
Fuente: patents.google.com
Imagen perteneciente a la patente antes mencionada.


www.angelfire.com/folk/cpu